Espeleología

Desde el alojamiento propuesto en Villanúa se puede ir andando a:

Cueva de las guixas: es una cueva acondicionada para su visita para niños y mayores. Está situada a los pies de la montaña de Collarada, en el camino de santiago, muy cerca de la oficina de turismo. Se trata de una cueva de disolución ahondada en roca caliza que se comenzó a formar durante las últimas glaciaciones del Cuaternario. En su interior, el agua, poco a poco, ha ido configurando un espectacular escenario subterráneo, adornandolo pacientemente con bellas formas calcáreas: estalactitas, estalagmitas, columnas, coladas, gours…

Otras preciosas estructuras nos deleitan en su interior, como la chimenea, un agujero que comunica con el exterior, generado por el colapso del techo de la cueva al quedarse sin sustento y caer por su propio peso. Éste es un lugar mágico en la cueva, utilizado por las brujas para celebrar sus aquelarres. Para reservar la entrada llamar al 974 378 465 o entrar en www.turismovillanua.net/visita-la-cueva-las-guixas (información, fotos, y vídeo disponible).

 

Cueva de esjamundo: es una cueva de acceso libre. Hay una zona que es apta para espeleología por no expertos y se puede visitar con poco material (casco,mono,luz).  Lo mejor es dejar el coche aparcado enfrente de nuestro apartamento compartido en Villanúa e ir andando por la carretera principal hasta salir del pueblo hacia Canfranc. Manteniéndonos en el lado izquierdo de la carretera veremos un camino que sube. Después de unos minutos por este camino nos salimos y podemos llegar a la entrada (coordenadas UTM Zona: 30T X: 702120 , Y: 4729076, Z: 987m) . La cueva fué provista de una puerta pero hace unos años se abrió un boquete y está abierta. La galería enseguida recupera cómodas dimensiones y a pocos metros, a un metro del suelo nos podemos desviar del eje principal y después de pasar una gatera un tanto exigente entrar en una bonita galería denominada «Alsacia y Lorena». El eje principal se puede recorrer fácilmente. Al final del eje principal y de esta galería podemos acceder a la inmensidad de la cueva, si bien el resto necesita de material completo de espeleología y la guía de un experto. Atención: una cueva puede ser muy peligrosa, en especial dado que no podemos utilizar el móvil para solicitar auxilio. 

 

Sima del Rebeco: Otra oportunidad para espeleólogos que se puede acceder andando, a pocos minutos del apartamento. Localizada en los primeros metros de la pista a Collarada, detrás del albergue Juvenil. Se trata de una cavidad activa de unos 700 metros, cuenta con un sifón que en época de lluvias se inunda creando un espectacular y peligroso géiser. Se necesita de material completo de espeleología y la guía de un experto. Más info y fotos en espeleozaragoza.com